martes, 19 de abril de 2011




INDICE
0.OBJETO DEL TRABAJO 3
1.INTRODUCCIÓN 4
2.DEFINICIONES 5
3.TIPOLOGÍAS DE LESIONES 6a13
4.DIAGNOSIS. h20 EN EL PROCESO CONSTRUCTIVO 14a21
5.ESTUDIO PATOLÓGICO 22a23
6.CÓMO EVITAR ERRORES 24a36
7.CASOS MAS FRECUENTES 37a40
8.CONCLUSIONES 41a42
9.BIBLIOGRAFÍA 43


0.OBJETO DEL TRABAJO
El presente trabajo se realiza para dar cumplimiento a la entrega y evaluación del Proyecto Final de Grado establecido según Real Decreto 861/2010, que modifica el Real Decreto 1393/2007, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales.
El título del presente trabajo no podía ser otro más clarificador que “H2O PATOLOGÍA EN EDIFICACIÓN”. Se pretende abordar el tema del agua sin entrar en otras patologías conocidas objeto de otros estudios.
La humedad en la construcción es causa y efecto de diversas patologías en la edificación que disminuyen el confort y la salud de los usuarios a la vez que comprometen el estado del edificio.
El control, estudio y seguimiento del síntoma o lesión nos llevará al origen que lo causa, por lo que repasaremos y recopilaremos lo que dicen diversos libros sobre el tema, diferentes tipologías de lesiones, las casas reparadoras, los seguros y los propios profesionales, para entender y comprender un poco más del porqué de un síntoma por agua y como evitarlo o en su defecto repararlo.
Espero que este trabajo sea entendido y comprendido con el mismo interés con el que se ha realizado y consiga aclarar un poco más este mundo tan complejo de la edificación.


1.INTRODUCCIÓN
h20, molécula de la sustancia química cuyo estado líquido es comúnmente llamado agua, formado por dos átomos de hidrógeno (H) y uno de oxígeno (O).




Entre las moléculas de agua se establecen enlaces por puentes de hidrógeno responsables de la dilatación del agua al solidificarse.
Al introducirse el agua en grietas o poros se originan tensiones que rompen el elemento.



Patología, etimológicamente hablando, procede de las raíces griegas pathos y logos, y se podría definir, en términos generales, como el estudio de las enfermedades.
Por extensión la patología constructiva de la edificación es la ciencia que estudia los problemas constructivos que aparecen en el edificio o en alguna de sus unidades durante su ejecución o con posterioridad a la misma, su proceso y sus soluciones.
Urge por tanto determinar las causas y cuanto antes dar una solución al problema.
Sin embargo la diagnosis de este tipo de patologías no es ni mucho menos inmediata. Deben analizarse las lesiones, humedades, grietas y movimientos sufridos por el edificio (giros, asientos, desplazamientos, etc.) para de ellos deducir la causa que los ha originado.


2.DEFINICIONES

LESIÓN
Es el síntoma o efecto final del proceso patológico en cuestión. Es el aviso de un problema y el punto de partida de un estudio patológico. (La evolución)
Es fundamental su correcta identificación. Puede ser primaria o secundaria.
Lesión primaria en un proceso patológico constructivo es la que aparece en primer lugar en la secuencia temporal del mismo.
Lesión secundaria en el mismo proceso, es la que aparece como consecuencia de la anterior.

CAUSA
Es el agente activo o pasivo, que actúa como origen del proceso patológico y que desemboca en una o varias lesiones.
Un proceso patológico no queda resuelto hasta que no queda anulada la causa que lo ha producido. (El origen)
Tenemos:
Causas directas, cuando constituyen el origen inmediato del proceso patológico. Esfuerzos mecánicos, agentes atmosféricos, contaminación etc.
Causas indirectas cuando se trata de errores y defectos de diseño o de ejecución que necesitan la conjunción de una causa directa para iniciar el proceso patológico.


3.TIPOLOGÍAS DE LESIONES

Pueden ser FÍSICAS, MECÁNICAS Y QUÍMICAS.
· Dentro de las LESIONES FÍSICAS nos vamos a centrar en la Humedad de casuística directa por acción del agua.




FISICA - HUMEDAD
Humedad de obra.
Aportada durante el proceso de construcción.
La colocación de los materiales, la fabricación de pastas y morteros, los hormigones, etc. tienen un proceso de secado muy lento al ocupar el edificio sin haber concluido este proceso; la producción de vapor propia del uso dificulta el secado. Así mismo, la aplicación de revestimientos decorativos impermeables obstaculiza este proceso.

Se pueden llegar a formar zonas húmedas, generalmente en caras inferiores de los forjados, por un reparto de humedad.
Este tipo de humedad hemos de descartarla en edificios no recientes, puesto que sólo puede aparecer al terminar la obra o durante el trascurso de la misma. No obstante, es fácil confundirla con humedades de condensación o de capilaridad.



Humedad capilar.
El agua proviene del suelo y asciende por los elementos verticales por capilaridad.
Tienen su origen en un foco húmedo y pueden proceder de una filtración anterior. Su extensión y trayectoria dependen de la capilaridad de los materiales que atraviesan, de la cantidad de agua que puede admitir la superficie expuesta y de la posibilidad que tenga de secarse desde el interior.

El agua de la superficie es más fuertemente retenida en la proximidad de contactos entre los gránulos. Es posible que el agua pueda penetrar en el interior (pasar de A a B y a C) resbalando sobre la superficie de los gránulos o por sucesivos estados húmedos y secos. La extensión y trayectoria de la lesión, guarda relación con la porosidad de las fábricas, con la del agua por capilaridad depende de la estructura celular del material, que puede ser abierta (capilares), cerrada (burbujas) o mixta, siendo la primera la más desfavorable.

Estadísticamente, aparecen más en las zonas bajas de los edificios (sótanos, muros de contención, etc.) y en la proximidad de instalaciones húmedas. En el arranque de los muros desde el terreno, la humedad asciende por el interior del espesor del cerramiento o por su exterior, produciéndose en el segundo caso un fenómeno capilar superficial, que puede incluso limitarse al acabado exterior.



Humedad de filtración.
Es la que llega desde el exterior y penetra a través de su cerramiento o cubierta, bien por la masa del mismo, a través de sus poros, por grietas o fisuras mecánicas o juntas constructivas o de dilatación o juntas practicables de ventanas. Analizaremos la diagnosis en las diferentes situaciones señaladas en cuanto a humedades por filtración en fachadas:
En los remates superiores: las filtraciones en albardillas y petos de terrazas no suelen ofrecer dudas, ya que difícilmente coinciden con otro tipo de humedad.
En todo tipo de relieves: en estas plataformas horizontales puede haber confusión con las llamadas “microcapilaridades”. Aunque éstas suelen permanecer en la capa exterior del cerramiento, mientras que las filtraciones tienden a penetrar hacia el interior del edificio. Puede ser necesaria una pequeña “cala o cata” para observar el recorrido.
En huecos de ventana: la filtración por juntas constructivas o practicables es relativamente evidente, aunque es conveniente repasar meticulosamente los sellados reponiendo las zonas destruidas.
En los paños ciegos: puede confundirse con humedades de obra, condensación, capilaridad (cerca de los arranques) e incluso con humedades accidentales.



Humedad de condensación.
Es la producida en los cerramientos como consecuencia de condensarse el vapor de agua que está en contacto o en el interior de los mismos, en su recorrido desde los ambientes con mayor presión de vapor (normalmente los interiores) hacia los de presión de vapor más baja (los exteriores). Existen dos subtipos.
Condensación superficial interior, cuando se produce sobre la cara interior del cerramiento.
Condensación intersticial, cuando ocurre en el interior de la masa de cerramiento o entre dos de sus distintas capas.
La ventilación adecuada (continua y suave, o brusca y rápida, manteniendo la inercia del cerramiento) la adecuación de la temperatura interior, estanquidad y aislamiento, son las bases para producirse la condensación en las superficies.
Pero el vapor de agua se difunde a través de los materiales entre sus capas, ofreciendo mayor riesgo los cerramientos en contacto con ambientes más fríos. Así en estos, junto con el aislamiento térmico que controla las diferencias de temperatura, se ha de controlar la diferencia de presiones de vapor con la interposición de barreras que dejen el vapor de agua en las caras que no han alcanzado la temperatura de rocío.
La humedad por condensación no da lugar a confusiones cuando se produce en la superficie interior del cerramiento y ésta es impermeable; puesto que resulta un goteo inconfundible.
Si dicha superficie es porosa, puede confundirse con capilaridad, filtración, humedad de obra e, incluso, accidental, según su localización, lo que obligará a un estudio de los gradientes de temperatura y la posible existencia de puentes térmicos.


Humedad accidental.
Corresponde a todas aquellas producidas por roturas de conducciones, que provocan focos puntuales de humedad que aparecen más o menos cerca de su origen.
Las otras lesiones físicas pueden ser la erosión y la suciedad, objeto de otro estudio.

·Dentro de las LESIONES MECÁNICAS nos vamos a centrar en las Grietas y Fisuras de casuística directa por acción del agua.

MECÁNICA - GRIETAS

Son Aberturas longitudinales incontroladas de un elemento estructural o de un cerramiento, que afectan a todo su espesor.




Por dilataciones y contracciones higrotérmicas, se deben a la falta de previsión de las suficientes juntas de dilatación y afectan sobre todo a elementos de cerramiento, de fachada o cubierta.

MECÁNICA - FISURAS

Son aberturas longitudinales que afectan a la cara superficial del elemento constructivo o a su acabado.



Inherente al acabado, bien por retracción hidráulica cuando se trate de morteros, bien por movimientos de dilatación-contracción, como es el caso de los chapados y de los alicatados.
Las otras lesiones mecánicas pueden ser las deformaciones, desprendimientos y erosiones mecánicas, objeto de otro estudio.

·Dentro de las LESIONES QUÍMICAS nos vamos a centrar en las Eflorescencias, Oxidaciones y Corrosiones de casuística directa por acción del agua.

QUÍMICA - EFLORESCENCIAS

Es la cristalización en la superficie de un material de las sales solubles que contiene en su interior al ser arrastradas hacia el exterior por el agua que las disuelve y que al evaporarse permite la cristalización, que se produce en oquedades próximas a la superficie, provocando el desprendimiento de la lámina del material.



QUÍMICA - OXIDACIÓN Y CORROSIÓN

Oxidación.

Es la transformación en óxido de la superficie de los metales en contacto con el oxígeno del aire y/o del agua.




Corrosión.
Es cuando se forma una pila electroquímica en presencia de un electrolito, en la que el metal en cuestión actúa de ánodo, perdiendo electrones a favor del polo positivo (cátodo), lo que se materializa en la pérdida del metal. Consecuencia prolongada de la oxidación.



Las otras lesiones químicas pueden ser debidas a organismos y erosiones químicas, objeto de otro estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada